Jóvenes, así de complejo

4176-fotografia-g

Este 12 de agosto se celebra el Día Internacional de la Juventud, y me pareció un pie, no tan forzado, para hablar de los jóvenes desde la inexperiencia juvenil que me caracteriza. Una especie de canto a nosotros mismos sin la afinación que, constantemente, nos exigen los experimentados. Más bien, un canto lleno de “gallos”, esos que molestan a los oídos y, también, despiertan a los dormidos.

Los jóvenes siempre hemos estado de moda. Nos ha tocado vivir en el ojo del huracán, y ser vistos a través de él. Es contextual, cíclico y vicioso. El tiempo indicará la escena indicada en la que cambiaremos de rol. Mientras tanto, seguimos como proyectistas del futuro y ejecutores del presente, que heredamos de nuestros padres según sus modos y circunstancias.

Por eso, los que niegan a los jóvenes son, indiscutiblemente, seres irracionales, pues las canas no se pintan con carburo, se decoloran por la experiencia acumulada en el recorrido del almanaque, que, aunque algunos parezcan olvidarlo, tuvo su parada obligatoria en la juventud.

En más de una Diana, cola o reunión he recibido, de forma indirecta, el látigo de los escépticos. Esos que nos visten de irresponsables e incongruentes con afán demoledor y sin proponer un programa constructivo a cambio. Les corroe un idealismo utópico sin consistencia práctica, que reniega el presente y se aferra al pasado. “En mis tiempos…” es su slogan favorito.

Quieren que seamos como ellos. Así de simple y así de insensato. Nos diseñan el prototipo de joven que debemos ser a partir de sus fundamentos analógicos, y el resultado es incompatible a nuestras expectativas digitales. Después, para colmo, le echan la culpa al desarrollo.

Los adultos tienen los jóvenes que se merecen, los que han sido capaces de moldear. Ellos nos han ofrecido o descontado, beneficiado o perjudicado, las coyunturas de oportunidades que hoy poseemos. Siempre han existido ambos bandos: los que abren puertas y los que levantan muros. Los segundos, como dijese Quino, el creador de Mafalda: “Tal vez algún día dejen a los jóvenes inventar su propia juventud”.

Tampoco es muy fácil comprendernos. Más, cuando desafiamos patrones y a sus patrocinadores, protestamos demasiado, nos creemos sabérnoslas todas, andamos con piercings, tatuajes y como sordos por la vida (y por los audífonos). Pero qué vamos hacer, somos jóvenes, así de complejo.

Claro, dentro de esa masa generacional existe pluralidad en los modos de actuación, interpretación del presente y proyección hacia el futuro. Siempre ha sido así, solo que también siempre ha existido dentro de la masa una vanguardia, responsable de transformar el pensamiento de los jóvenes y catalizar sus perspectivas en función del cambio.

Los que confían en los jóvenes nunca nos verán como un problema, sino como parte fundamental de la solución. Nos dejarán correr y desbocarnos, pero luego nos sanarán con la experiencia y nos obligarán a correr de nuevo. Saben que en esta carrera de relevo la confianza y preparación son claves en el resultado final.

André Marcel, escritor belga, manifestó: “No corresponde a los jóvenes entendernos, sino a nosotros comprenderlos a ellos. Al fin y al cabo, no podrían ponerse en nuestro lugar y, en cambio, nosotros ya hemos ocupado el de ellos”.

La juventud es un radar de inseguridades y certezas, ingratitudes y promesas, una interferencia en los patrones de conducta impuestos por los adultos. Y como radares, buscamos más allá del presente, para indagar en el futuro inmediato que nos toca construir.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Comentarios

2 Respuestas a “Jóvenes, así de complejo

  1. Alberto S. Almeida Ávila

    Luis Mario:
    Como casi todo lo que escribes, me gustó mucho la integralidad de tu artículo. A propósito, no es ocioso reiterar aquello de que “los jóvenes se parecen más a su tiempo que a …”
    En mis seguimientos de tus huellas digitales recientemente leí:
    – Los ganadores del Concurso Provincial de Periodismo “Eloy Concepción Pérez” se dieron a conocer este miércoles en el conjunto monumental Casa Natal de Birán…-
    Informarme sobre quiénes fueron los premiados en cada categoría me satisfizo mucho; saber que resultaste el segundo premio en prensa escrita motivó gran alegría.
    Cuanto simbolismo: El lugar escogido para la premiación; insertarse ésta en el contexto del 88 cumpleaños de nuestro Líder allí nacido; el hombre que inspira y da nombre al concurso; la presencia de los cinco a través de Laura Labañino, entre otros factores.
    Cuanto de compromiso.
    Mis felicitaciones.
    Almeida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s