Códigos comunes

dsc06476

El gordito nació un día como hoy, hace 26 años. Ese día no pude ir a verlo, pues le llevaba unas cuantas horas tetas de ventaja. Nos hicimos socios en la secundaria. Nuestro primer pacto fue a lo Versalles. Delimitamos las jevitas del Varona y juramos no violar jamás esas fronteras. Hicimos lo posible, aunque por mutuo acuerdo de vez en vez derogamos uno que otro artículo.

Lo segundo que hicimos fue pelarnos al calvo, al cero, al rape, junto con otros 20, y de este modo experimentamos nuestra primera huelga disidente. Irónicamente, defendíamos nuestro derecho a usar los pinchos con ateje o sin ateje. Terminamos en la dirección con una amenaza de mancha en el expediente. Yo, me quedé con par de cucarachas en la cabeza, y él perdió para siempre su preciada moña semiriza. Nunca lo volvimos a ver con más de un centímetro de pelo.

Luego vinieron los Camilitos. Irónico también. Los dos, sin vocación militar alguna, sobrevivimos los tres años codo con codo, merienda con merienda, fuga con fuga, reporte con reporte. Irónicamente también, terminamos en la cúspide del escalafón. Yo, soñando con vivir del Periodismo y él tratando de barajar la barriga detrás de una bata blanca. No puedo decir que lo logramos.

Lo que si logramos fue sobrevivir a esta hermandad llena de códigos comunes como “la boberrrrr”, “tumbakinkin” o “cuadro”. Con chuchos estratégicos como el sello forjador de futuro y una foto que me robé de su cuarto con un trapo amarrado por la cintura jejejejeje.

Podíamos dejar de vernos meses, que solo hacía falta chiflar y el gordito estaba al rescate. Como aquel 3 de noviembre de 2011, cuando estuvo 13 horas en un salón de parto preparándome el regalo de mi vida. Cuando salió le di las gracias en 10 idiomas, y él tan casto como siempre, solo atinó a decirme: ¡No resingues más, que pa eso somos hermanos!

Desde ese día se convirtió por derecho en el padrino de mi Lía y no dejé de resingarlo a la hora que fuese para que corriera hasta el pediátrico por la calentura más leve. Y corrió, qué si corrió…. Puedo decir que Usaint Bolt es un niño de teta.

Hoy, por más que traté, no se me olvidó su cumple. Algo que generalmente sucede. Tampoco hizo falta salir a lo loco a buscar una botellita de ron para llevársela. Le dejo en el Face estas letras y esta foto inédita, la última de muchas últimas que vendrán. Le debo un potaje y un abrazo que no nos dimos. Estoy seguro que dentro de poco nos la desquitaremos. FELICIDADES mi hermano, se le quiere…

Guardar

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Crónicas

Una respuesta a “Códigos comunes

  1. Eng. & Arch. Alexander Alvarez C. Sr.

    Me encanta, salvo un termino que repetiste dos veces, tu depurado y sobre todo, muy ortograficamente bien escrito. en nuestro idioma Castellano.. Te felicito, por tu maestria, cosa que me enorgullece y llena de satisfaccion…!! Un fuerte abrazo, tanto para ti, como para mi nieta, de quien jamas he recibido, un hola, abuelo…!!! Remember, over all things, I love all of you.!!! grandpa .Strong huge cuddle to your grandma.!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s