Archivo de la categoría: Comentarios

Refrescando el Congreso

DSC08601

Me piden que hable sobre el X Congreso de la UJC (más bien que escriba). Me exigen que lo haga en 70 líneas y protesto, y para colmo pierdo unas cuantas líneas dejando impresa mi protesta, como si fuese a solucionar algo con ello. Pero así somos los jóvenes de inconexos, y lo mejor, o lo peor, es que, como dicen los viejos, “hay que comernos con….”, es decir, hay que comernos. Sigue leyendo

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Comentarios

Tremendo “emparque”

sillas voladoras

Confieso que el pasado sábado experimenté uno de mis más grandes ridículos. En un segundo puesto quedó mi célebre caída frente a todo el Batallón en los Camilitos, dígase unas seiscientas personas “nada más”. Al menos aquella vez el golpe fue en el hueso de la alegría, y el bochorno duró hasta la última carcajada de dolor que provocó el hematoma “tatuado” en mi músculo de sentarme. Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Comentarios

Jóvenes, así de complejo

4176-fotografia-g

Este 12 de agosto se celebra el Día Internacional de la Juventud, y me pareció un pie, no tan forzado, para hablar de los jóvenes desde la inexperiencia juvenil que me caracteriza. Una especie de canto a nosotros mismos sin la afinación que, constantemente, nos exigen los experimentados. Más bien, un canto lleno de “gallos”, esos que molestan a los oídos y, también, despiertan a los dormidos. Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Comentarios

Sopa de letras para guapos

imagesDicen los viejos que antes la guapería tenía su “caché”. Los problemas se solucionaban a “lo caballero”: un brazo amarrado al del contrincante, dos padrinos y un minuto de “diálogo” entre rostros y nudillos. Al finalizar, se daban las manos y resuelta la disputa. Luego, al retirarse a dormir, los morados faciales ponían el “¡ay, ay, ay!” de Selena en “lo más pegao´” de la noche. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Comentarios

La primera vez

images

Dos códigos, ausentes en mi léxico chavacán de adolescente, me expusieron al “cuero” sostenido de los “yuntas” de la secundaria. Ni siquiera mi condición de monitor de Español me permitió comprender aquel par de metáforas. Yo, que presumía de “ligador” entre ellos, acababa de colocarme el traje de inexperto sexual del grupo, pues no orinaba “dulce”, ni había mojado el yipe en el charco. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Comentarios

Buscando la llave del clóset

homofobia-eerrMientras enlazo estas ideas en el papel pienso en los socios del dominó, y el chucho que me darán por escribir sobre “pajarerías”. Quizás, hasta me regalen una flor, y cuándo pregunte atrás de quién voy, el último en la cola me rectificará con eufemismo: “Detrás de mí no va nadie, será, después de mí”. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Comentarios

¿Último?

colas

Cuando yo nací, en los albores de los 90, Gorbachov me preparaba una herencia. Eran dos signos de interrogación que abrazaban, más bien apretaban, la palabra último. Se convirtió en una especie de cábula indescifrable, incluso para los más ávidos “boliteros” del barrio. Hasta ese momento no nos habían preocupado los sismos. Eran imperceptibles y sin derrumbes. Solo hasta ese momento. De pronto, las siglas púrpuras se resquebrajaron en Leningrado y Linka, la planetaria con el poder del viento, dejó de ser de la Unión Soviética. Ahora era de Rusia. Sigue leyendo

4 comentarios

Archivado bajo Comentarios